Los expertos alertan de un alto IPC estructural tras llegar su tasa al 6,7%

El recorrido de la inflación a lo largo de 2021 ha cimentado unas bases por las que la presión inflacionista se convierte en un riesgo significativo en 2022. El último avance publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente al mes de diciembre, coloca la tasa general en un 6,7% y la subyacente en el 2,1%, en máximos históricos desde 1992.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.